Review del Xiaomi Amazfit GTS

Xiaomi es una marca que ha demostrado mayor efectividad que sus cercanas competidoras, no solo en precios, sino en calidad y ventajas del producto. Uno de sus más acertados pasos fue su asociación con Amazfit, ya que lograron lo inimaginable: El lanzamiento de la Xiaomi Amazfit GTS, referencia de los wearables deportivos a bajo precio.

En este review del Amazfit GTS vamos a destacar las razones por las que es mejor que otros smartwatches de apariencia similares. Sus grandes características como batería de larga duración y un diseño llamativo, tienen más peso del que se podría imaginar, haciéndolo merecedor de un análisis profundo.

Con esto se quiere resaltar las más valiosas cualidades de un reloj inteligente que demuestra su preocupación por cumplir con cada una de las exigencias del usuario. Desarrollado para los más activos y selectivos, es un smartwatch que se desempeña de forma excepcional y asombrosa, sin tener nada que envidiar a modelos parecidos.

Principales características del Xiaomi Amazfit GTS

El Amazfit GTS tiene la misma apariencia del Apple Watch, ese punto es innegable, pero más allá de la polémica que ha causado, ha sido la decisión más acertada. Acompaña su estética, el acabado en aluminio y nivel de grosor que le sientan de maravilla. Es un reloj que con un solo botón puede hacer todas sus funciones. Pero si quieres conocer más acerca de este dispositivo, echa un vistazo al resto de cualidades.

Pantalla Amoled de 341 PPI

Disfruta de una experiencia HD sin precedentes. Utiliza una pantalla de gran calidad, la densidad de pixeles es tan alta que alcanza una resolución de 348 por 442, brindado mayor cantidad de detalles en la imagen.

Es personalizada, de una dimensión de 1,65 pulgadas con una gama de colores 100 % NTSC. Es una pantalla muy realista gracias a la ultra alta saturación de colores, que no dejará de sorprenderte cada vez que la mires, pues se incluye un lente de cristal 2.5D brillante y transparente.

Se trata de un diseño con pantalla cuadrada que ofrece un área de visualización más grande en comparación con una pantalla redonda. Eso quiere decir que puede incluir más información a la pantalla de inicio. Puedes personalizar hasta 7 widgets con 17 funciones, considerando las más utilizadas: Frecuencia cardíaca, clima, calendario y otros más. Es sorprendentemente buena para el precio del dispositivo.

Interfaz modular

La información clave se muestra en el centro y se enfoca en lo que más te importa. Gracias a su interfaz modular digital, puedes tener hasta cinco módulos de contenido de la pantalla, personalizable, a excepción de la hora, que se muestra en la esquina superior izquierda.

En la parte central puedes ubicar el estado del clima, la frecuencia cardíaca o un recordatorio. En las áreas inferiores, puedes jugar con el reloj despertador, cronómetro o con cualquier otra de las 16 funciones disponibles.

Tienes una interfaz modular analógica con siete módulos donde podrás visualizar la información en tiempo real. Y queda de parte de la persona seleccionar una de las 17 opciones. No dejemos por fuera la posibilidad de escoger entre una variedad de interfaces, como, por ejemplo, el tipo de puntero y el tipo digital.

Amazfit GTS sorprende por la buena integración de las propias funciones del reloj dentro de la esfera personalizables desde el propio smartwatch, por lo que podemos hacer los ajustes de los elementos que se muestran. Solo debes pulsar en el elemento que deseas cambiar y accede a la función del icono. Parece algo muy básico, pero se trata de una opción que muchos de sus rivales más cercanos no han logrado incorporar.

Autonomía sobresaliente

Este smartwatch no deja de sorprender con cada una de sus maravillosas cualidades. Su batería no se queda atrás sin importar el uso que se le pueda dar. En el caso de una persona que mantiene activa todas las funciones, con entrenamiento de cuatro veces por semana, puede alcanzar hasta 12 días de autonomía.

Con un uso menos intensivo la cifra puede llegar hasta 14 días. En definitiva, la autonomía del Xiaomi Amazfit GTS va desde los cuatro días con el modo Always On Display (AOD) activo, hasta las dos semanas de uso en condiciones normales. Su carga se completa en tan solo una hora, mediante su propia base de carga.

La poca demanda energética del procesador es una de las principales generadoras de este dato tan importante, basándonos en el hecho de que los usuarios anhelan un reloj inteligente que no los deje a mitad de camino por falta de carga, es una característica muy valiosa.

Sensor óptico de seguimiento

El dispositivo está integrado con un sensor óptico de seguimiento biológico, con el fin de controlar de manera constante y muy precisa la frecuencia cardíaca las 24 horas del día. También vigila el intervalo de frecuencia cardíaca en cada entrenamiento, ayudando a detectar algún valor fuera de los límites normales.

Las funciones de control de salud en varias dimensiones envían recordatorios de sedentarismo, consumo de calorías y hace un análisis completo del sueño. Este punto muestra su progreso en ayudar al usuario a desarrollar buenos hábitos y a mejorar o cambiar sus actividades en pro de una buena salud física.

Sistema de evaluación de salud

La incorporación del sistema de evaluación de Salud huami-PAI te ayudará a comprender de manera casi inmediata cómo se encuentra tu cuerpo. No arroja datos incompletos, por eso es tan necesario como una buena autonomía. Con este sistema podrás controlar tu salud con mayor eficiencia y sobre todo precisión.

Se trata de un indicador revolucionario para las personas con actividad física constante. Dicho sistema convierte los valores de la frecuencia cardíaca en valores PAI, lo que se traduce en un control más meticuloso sobre tu capacidad física.

De acuerdo a un estudio, las personas con valores por encima de los 100 puntos, tienen menor riesgo de padecer hipertensión y enfermedades cardíacas. Así de preciso es este sistema.

¿Qué mejorar del Xiaomi Amazfit GTS?

Amazfit GTS es un excelente smartwatch, de eso no hay dudas. El precio que se paga está muy bien relacionado con la calidad, pero lo cierto es que el rendimiento debía ser algo más de lo que es. La correa que lo acompaña también es una de las cosas que se pueden mejorar, sin embargo, ella no es tanto problema.

Su rendimiento se mueve de forma aceptable, pero por debajo de la fluidez esperada. Se toma solo unas milésimas de segundos para moverse, en realidad no es algo frustrante. Pero esperamos que la próxima generación si cumpla con el rendimiento que merece un reloj como este.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *